Recent Articles

Blog Search

RECOMENDADOS

Spirou y Fantasio: Tome & Janry: Devolviendo la grandeza

Spirou y Fantasio: Tome & Janry: Devolviendo la grandeza

Seguimos repasando la historia clásica del personaje, gracias a la excelente recopilación de Dibbuks.

Una vez pasada la tormenta de la etapa de Nic y Cauvin, los autores tuvieron el honor de ser el grupo creativo oficial de la serie y además, con una gran acogida por parte de los fans.

La etapa abarca de 1981 a 1983.

Vuelta a los orígenes

Si el anterior equipo creativo intentó, con un resultado desigual, aportar un nuevo aire e introducir nuevos personajes a un mundo que consideraban estático, en esta ocasión es todo lo contrario. Abrazando lo clásico, buscando la inspiración de los maestros (Franquin a la cabeza), pero sin olvidar su propia voz y su proyecto.

A lo largo del recopilatorio uno va observando como los autores juegan con ambos conceptos, ya que tanto en “Virus” como en “Aventura en Australia” se permiten ir introduciendo nuevos escenarios que permiten que el lector refresque un poco la visión, de cara a no estar ambientadas en la tierra natal del joven Spirou y compañía. Además, el choque cultural que se produce siempre es un buen recurso para ofrecer situaciones divertidas a los lectores y comprobar como los personajes se desenvuelven fuera de su hábitat natural. Una historia ágil y que supone todo un soplo de aire fresco.

Por otro lado, en el primero de los dos títulos mencionados arriba, tanto Tome y Janry proponen una historia con toques más cercanos al thriller, sin miedo a diseñar escenas donde el colorido de las páginas se apaga para ofrecer una sensación que ayude a que la temática no se quede solo en un título llamativo – si bien no exenta de los momentos de humor típicos o de las referencias a los argumentos manidos (el momento de la lectura) – permitiendo que la trama enganche desde el comienzo y sea una de las más adictivas hasta la fecha, desde que Dibbuks publica al joven botones.

Por último, cabe destacar el especial dedicado a la infancia del pequeño Spirou, donde la historia de origen es divertida y gracias a su brevedad, uno abre su corazoncito a estos personajes. Un capítulo que recoge perfectamente todo el espíritu de la serie.

Siguiendo el camino

El trabajo de ambos autores, se fueron intercambiando los lápices hasta que Janry se encargó de los dibujos debido a los plazos de entrega, se mueve entre no moldear demasiado a los personajes, pero introduciendo pequeños elementos que modernicen a los protagonistas, de cara a vestirles según la moda del momento.

En ese sentido, destacar toda la introducción previa a las historias en donde se muestra que unos jóvenes artistas deciden plantarse ante la directiva y solicitarles que se dejen de guerras frías y si apuestan por ellos, será al 100% y no con otros autores lanzando series a la vez. Un ejemplo de que en la vida laboral a veces hay que plantarse y no permitir que infravaloren tu trabajo, ni te tomen por algo pasajero. Si quieres que tu trabajo se reconozca y no sea solo algo para las estadísticas, debes hacer que te respeten como profesional.

Conclusión

Una recopilación que nos acerca la etapa que marcó a toda una generación y devolvió a Spirou a la calidad de sus años clásicos, pero sin olvidar el presente. Gracias a sus autores, el personaje miró al pasado para renacer con fuerza. 

Respeto e iniciativa. Esa es la clave. 

Iskander López