Recent Articles

Blog Search

RECOMENDADOS

Tyler Cross:Angola: La corrupción de las instituciones

Tyler Cross:Angola: La corrupción de las instituciones

Segunda entrega de las aventuras del personaje creado por Fabien Nury y Brüno, en donde clasicismo y violencia se dan la mano.

En esta ocasión, los autores nos sitúan en la típica prisión del sur de los Estados Unidos, con una historia que nos recuerda a la película “Cadena Perpetua”.

Publica Dibbuks

Sistema podrido

Lo queda claro leyendo el guion de Nury, es su intento de mostrar – una vez  más – que la sociedad no se puede analizar en blancos y negros, sino que los grises se encuentran en todos los ámbitos de la vida y, por supuesto, las instituciones estatales no se escapan de tener manzanas podridas en su organización.

De este modo, las prisiones del sur de Estados Unidos siempre han sido un objeto fascinante para cineastas y escritores, ya que la mezcla de la discriminación racial, el caciquismo, la sensualidad, la homosexualidad encubierta y la violencia, son elementos que, bien unidos, dan lugar a historias sobre el comportamiento humano y la necesidad de supervivencia en un clima hostil. Con ello, el guionista logra una historia en donde cada capítulo va revelando detalles de la trama, de manera que uno no sea capaz de ver por dónde irán los acontecimientos, sin que los distintos personajes pierdan peso en la misma.

Precisamente, los distintos protagonistas son capaces de llamar la atención del espectador, liberando la carga del relato del protagonista y demostrando que las buenas historias son las que cuentan con todo un escaparate de secundarios, que si bien son el estereotipo nacidos de la literatura y del cine, ello no significa que el autor no vaya más allá, sino que supone un homenaje a, lo que podíamos llamar, un género en particular, como es el de prisiones. Los guardias, los compañeros, el alcaide y la influencia del mismo en el condado, así como los intereses empresariales en la mano de obra barata.

Mano de obra. Más allá de los tiros y de las traiciones, el verdadero tema central, en opinión del que esto escribe, es sin duda la utilización de los presos como esclavos. Es curioso como en la historia de Estados Unidos, con la esclavitud al principio y luego con los presos (en los estados del sur), se han enriquecido distintas zonas utilizando a seres humanos en trabajos forzados, consiguiendo mano de obra gratuita o barata (las comidas y la celda en prisión) y grandes beneficios que nunca se sabe del todo de dónde sale y, lo más importante, a quién va destinado las ganancias. Un ejemplo de la corrupción del sistema y de la vista gorda que realiza la sociedad, total de que no nos salpique.

Brüno, el director

Ya señalábamos en el anterior tomo que la narración recibe una fuerte influencia del cine y este capítulo no puede ser diferente.

El diseño de la página  multiplica el número de viñetas, para poder dar más énfasis a los personajes y sus relaciones, a la vez que se sigue potenciando la elegancia a la hora de mostrar la violencia. Por poner un ejemplo, la excelente secuencia de la piscina.

Por lo demás, los tonos oscuros ayudan a potenciar el efecto psicológico de sentirse encerrado, gracias a un excelente trabajo – y ya van… - del gran Laurence Croix.

Conclusión

Un homenaje al género carcelario que recoge lo mejor del mismo. Es decir, personajes complejos, crítica social, violencia y mucha humanidad, más allá de si un hombre es culpable o inocente.

Un personaje que no puedes dejar escapar.

Iskander López.