Recent Articles

Blog Search

RECOMENDADOS

El Cineasta: Amor y respeto por el cine

El Cineasta: Amor y respeto por el cine

Hoy queremos hablaros de un cómic que nos habla de cómo una obra artística puede ser almacenada en el olvido, gracias a la influencia de un productor poderoso, y un director reconocido llevado al olvido hasta en su propio país.

Julien Frey nos cuenta su aventura en la búsqueda del director Édouard Luntz, junto con los lápices de Nadar (El mundo a tus pies).

Pública Astiberri.

No rebajarse

Si un tema se graba en la cabeza al acabar el cómic es la lucha interior entre ser fiel a tus ideas, a pesar de los problemas que ello pueda causar, o tener mano izquierda y permitir cierta intromisiones en favor de seguir en las grandes ligas hasta poder tener el control total de la obra. Un dilema que seguro ha pasado por la mente de muchos directores y que aquí se nos muestra la cara menos romántica de esa lucha y el sacrificio que supone.

Unido a lo anterior, tenemos la pasión por el cine y, en concreto, un especial interés por la industria nacional. Entender la sociedad en un momento dado, la evolución del lenguaje, la mirada de un artista a la juventud de la época o el descubrimiento de jóvenes artistas permite que los cinéfilos de la actualidad pueden descubrirá todos aquellos artistas que han ido marcando el camino del lenguaje cinematográfico de un país. Además, el cómic también sirve de tributo a todas las filmotecas del mundo que se encargan de cuidar, proteger y restaurar todas las películas que se producen y de mantener a salvo las producciones más emblemáticas.

Con todo ello, el guion de Julien sabe combinar la historia de Édouard Luntz (el retrato del presidente de la Fox es breve pero conciso), la propia búsqueda del protagonista (toda una odisea burocrática) y el amor por el cine francés (las historias reales detrás de  “Les Coeurs Verts”), ofreciendo al lector las distintas partes de un arte (industria, profesión y afición) y permitiendo que uno se sienta parte de la misión que tiene el protagonista, llegando a sentir frustración por todos los obstáculos que se va encontrando por el camino.

Combinación

Por su parte, Nadar ofrece un trabajo que demuestra la fusión de los elementos del cómic con el cine al combinar las técnicas de ambos mundos para trasladar los planos propios del noveno arte y de la reproducción de las escenas de las películas.

El blanco y negro ayuda a ese aire documental, en especial a todo lo relacionado con la carrera de Luntz, logrando un buen ritmo y excelentes transiciones de una localización a otra, sin que los saltos en el tiempo afecten a la lectura.

Conclusión

Un cómic perfecto para los amantes del séptimo arte que demuestra las consecuencias de ser fiel a un estilo y la importancia de los aficionados y de las instituciones a la hora de conservar y rendir tributo a los artistas que lo hacen posible.

Un tributo merecido a un director forzado al olvido.

Iskander López