¡Lo más vendido!

Recent Articles

Blog Search

RECOMENDADOS

John Wick: Explotando la marca

John Wick: Explotando la marca

Con el estreno aun calentito de la tercera entrega de la saga protagonizada por Keanu Reeves, bastante decepcionante para un servidor, nos llegaba a nuestras estanterías la recopilación de todos los números de la miniserie publicada en USA.

Escribe Greg Pack (Hulk, James Bond), junto con los artistas Giovanni Valletta y Matt Gaudio y lo publica en nuestro país la editorial Fandogamia. 

Origen

Una vez más, y ya van unas cuantas, los editores se empeñan en mostrarnos orígenes de los personajes intentando mostrar algún detalle que nos haga entender los motivos de su personalidad actual. En esta ocasión, parece que la idea de que el protagonista se haya dedicado a matar gente a lo largo de los años por dinero no era del todo atractiva y se le ha querido dar un pasado para "suavizar" algo más esa figura y justificar su entrada en ese mundo.

Es un producto claramente de encargo y si bien la historia se lee con bastante agilidad, ya que no deja de ser una historia de tiros y peleas, no aporta nada relevante al universo Wick. Uno espera una forma de entrar en la organización, de conocer las reglas, sus primeros pasos... pero nos encontramos con una historia de venganza personal con origen en la infancia del protagonista. Villanos muy superficiales, nada que ver con el magnetismo o misterio que rodea a los de la película, personajes pasados de vueltas y una trama que solo interesa por ver si vemos alguna forma de matar original (como en las primeras secuencias de la última entrega).

Precisamente, la parte más interesante viene justo al final. una vez que Wick entra en la dinámica de la organización la historia se acaba y deja la sensación de que todo lo anterior se podía a ver contado de forma más rápida y a ver creado una trama que permita conocer y adentrarse en el universo de los asesinos profesionales a través de un "novato" John Wick.

Secuencias

Los dos artistas intentan combinar sus estilos para dar una sensación de unidad, pero de vez en cuando se aprecian rostros sin ojos o boca (lo que hace suponer que iban con prisas para poder tenerlo todo a punto) y los rostros pueden variar mínimamente dependiendo quién lo dibuja.

Por otro lado hay alguna secuencia de acción que no encaja narrativamente con algún plano en donde, en un primer vistazo, a uno le sorprende ver una mano aparecer por encima de la viñeta, con lo que parece una granada de humo (como si fuera un Dios o un juego de rol y los villanos son figuras en un tapete). A continuación, disparos a media altura y ni rastro de ese movimiento del héroe ni secuencia que permita comprender las distintas posiciones.

Eso sí, nos deja alguna viñeta a toda página para introducir algún movimiento molón del personaje.

Conclusión

Una historia que solo es recomendable para los fanáticos de la películas del personaje, pero que no suma nada a lo ya conocido.

Una obra que intenta aprovechar el éxito cinematográfico para explotar más la franquicia, pero alejado de la originalidad y calidad de la misma.

Iskander López