¡Lo más vendido!

Recent Articles

Blog Search

ALT LIFE: Emociones virtuales

ALT LIFE: Emociones virtuales

Hoy hablamos de una de las propuestas de Ciencia Ficción que pretende acercarse a la realidad actual, respecto de la tecnología virtual, las redes sociales y la pérdida de contacto real entre los seres humanos.

El guionista Thomas Cadéne, el dibujante Joseph Falzon y la colorista Marie Galopin son los responsables de este proyecto publicado por la editorial Dibbuks.

Tenéis más información en la web de la editorial, pinchando aquí

Desconexión

Hace ya un tiempo, una compañía telefónica anunciaba sus productos emitiendo un anuncio en donde venían a decir que a pesar de que la moda es decir que la tecnología y las redes sociales están matando la comunicación real, ellos mostraban imágenes de Skype, Whatsaap y otras formas de comunicación para hacer ver que, en realidad, estamos más unidos que nunca. Pues bien, el presente cómic habla precisamente de eso. Nuevas tecnologías, redes sociales, realidad virtual y nuestro lugar como seres humanos.

A través de los ojos de los dos protagonistas, observamos hacia donde vamos gracias a la tecnología. Un futuro donde cualquier deseo es posible, en donde cada uno pueda crear y diseñar lo que siempre ha querido y probar experiencias sin que eso suponga un problema en el mundo "real", obviando incluso algunas cuestiones éticas. El mundo social de Internet sigue imparable y cada vez parece más evidente que todo depende de lo que en él ocurre. La fama se mide ahí, el éxito por los seguidores, las revelaciones se hacen en los perfiles de las redes sociales, los debates y, por supuesto, los nuevos conflictos y odios se engrandecen en esos mismos foros. Algunos de estos aspectos se observan en "Alt-Life" ya que vemos aspectos sexuales (esas fantasías que no nos atrevemos a plantear en la realidad), de violencia o un acercamiento a la soledad del siglo XXI.

Por último, destacar la fluidez de su lectura a pesar de ser un cómic voluminoso. El autor, lejos de caer en repeticiones o de aportar historias que no van a ninguna parte, permite que el lector sienta lo que es vivir en esa realidad y se pregunte si de verdad está leyendo una obra de ficción o está contemplando hacia dónde va la sociedad que le espera fuera de las pantallas.

Escenarios

El trabajo de Falzon y de la colorista Galopin destaca por sus recreaciones de los escenarios virtuales y de su capacidad por hacernos ver cómo funciona toda esa tecnología que ya comienza a ser realidad.

La textura de los elementos que hace que uno pueda sentir las "virtudes" del programa, junto con el juego con las paletas de color para separar no solo los lugares sino también las emociones, hacen que uno sienta que no es una obra puramente de ficción sino un estudio de nuestro futuro.

Conclusión

Interesante propuesta que nos hace reflexionar sobre la realidad virtual y los problemas que tenemos para encontrar el placer en la realidad y el contacto real con los demás.

Análisis, entretenimiento y un dibujo que sabe jugar con los dos mundos.

Iskander López