¡Lo más vendido!

Recent Articles

Blog Search

No te canses de caminar: Un viaje visual

No te canses de caminar: Un viaje visual

El gran equipo creativo formado por Teresa Radice (guion) y Stefano Turconi (Dibujo), responsables de los maravillosos cómics "El puerto Prohibido" (tenéis nuestra reseña pinchando aquí) y "Lila Trotamundos", nos traen una historia actual, donde la guerra, el amor y el choque cultural se cruzan en el camino de nuestro protagonistas.

Tenéis "No te canses de caminar" disponible pinchando aquí, gracias a la editorial Dibbuks.

Abarcando demasiado

Siendo un gran fan de los responsables de la presente obra, me acerqué a la misma con entusiasmo sin preocuparme del volumen del mismo y con ganas de adentrarme en la cultura islámica y en explorar los distintos puntos de vista que presentan en su ambicioso guion. Bien, una vez terminado debo reconocer que dicha ambición ha jugado en contra de la obra, opinión muy personal del que esto suscribe, ya que intenta abarcar tantas historias, reflexiones, situaciones e innovaciones a la hora de la narración que hace que la lectura sea dispersa y uno no acabe de conectar del todo con los protagonistas. Cuando uno ya empieza a conectar con ellos, la historia gira y comienza a mostrar reflexiones en las cartas que acompañan a la trama, así como otros textos de sabiduría, lo que rompe la trama principal y coloca diferentes focos que hacen que el tema clave no acabe por recibir todo el tempo que requiere.

En ese sentido, a la hora de editarlo tampoco favorece la labor de los editores. En varios momentos, uno tiene que acercarse el cómic cerca de la cara para poder leer algunos de los textos que acompañan al mismo, lo que provoca cierto cansancio en la lectura y hace que dejes la obra un rato para volver más adelante, favoreciendo poco una lectura más seguida y constante que permita sumergirse mejor en cada una de las emociones de los personajes. Quizás, una división de la trama en varios tomos permitiría un tamaño de letra mayor, ayudando a la lectura y, en especial, fomentar las diversas reflexiones que proponen los autores y conectando mejor con las distintas tramas que acompañan a los protagonistas.

Aún con ello, estos dos autores siempre ofrecen personajes con un fondo y una construcción que resulta de lo mejor del mercado actual. Teresa Radice no solo construye capas alrededor de sus personajes para dotarles de realismo sino que les rodea de personajes secundarios que les van formando, ayudándoles a crecer a lo largo de la historia y ofreciendo al lector un abanico de personalidades (la familia que protege al protagonista, el compañero de huida, el hombre que le abre la mente) que hace que todo el universo sea rico e interesante para todos aquellos que se acerquen a él.

Recreando los ambientes

Stefano Turconi vuelve a demostrar que estamos ante uno de los mayores talentos a nivel artístico de la industria actual. Su facilidad para moverse de un siglo a otro, según la historia que publique, resulta impresionante al adaptarse perfectamente a distintos ambientes y ritmos narrativos.

En esta ocasión, nos regala un viaje visual por tierras lejanas en donde la comida, la ropa y la cultura se introducen en nuestra mente nada más abrir las páginas del cómic. La mezcla de colores, según las localizaciones, es otro reflejo del cuidado en cada viñeta y permite dotar de personalidad el suelo que pisa cada protagonista.

Conclusión

Una historia emotiva, interesante y actual que se dispersa en muchas ocasiones debido a los distintos temas que intenta abordar, lo que hace que su lectura sea complicada. Eso lleva a una edición, presentada con la profesionalidad habitual de la editorial, en donde algunos textos son demasiado pequeños - lo que unido al peso del tomo - hace que algunos capítulos sean difíciles de leer y no permita una lectura muy seguida.

Artísticamente es otro ejemplo del buen hacer de su dibujante, logrando llevarnos por cada rincón de los países que visitamos.

Iskander López