¡Lo más vendido!

Recent Articles

Blog Search

Segunda Venida: Un regreso sorprendente

Segunda Venida: Un regreso sorprendente

Han sido varios los cómics que han jugado con la idea del regreso del hijo de Dios, ya sea como protagonista ("American Jesus", cuya crítica tenéis pinchando aquí) o bien como elemento secundario (Predicador), pero pocos han ido tan lejos y han introducido tantos elementos como la historia de la que hoy queremos hablaros.

Escribe Abel Alves y dibuja Juan Caminador, con edición de Dibbuks. 

Locura

Desde las primeras páginas, uno sabe que se encuentra ante una historia diferente, atrevida y los más importante, con personalidad propia. No intenta imitar a otros autores sino que apuestan por una trama original, con un diseño de los personajes totalmente sorprendente y con mucho acierto a la hora de desarrollar toda la trama bíblica.

Abel Alves hace que conectemos desde el primer momento con una protagonista divertida, que para nada nos hace creer que se tenga que enfrentar a toda una revelación sobre su vida. Precisamente, esa sensación de incredulidad hacia el personaje principal hace que todas sus líneas de guion y todas sus reacciones resulten lógicas desde el punto de vista del lector, disfrutando de lo descolocada que se encuentre y del desparpajo que demuestra en situaciones incómodas. Además, refleja muy bien, y desconozco si era la idea de su autor, la sensación de jóvenes que no saben muy bien cuál es su lugar en este mundo y que ven que tampoco reciben muchos estímulos a su alrededor pero que cuando reciben un propósito, o encuentran eso que les despierta algo en su interior, consiguen dar lo de mejor de ellos. Particularmente, he encontrado esa pequeña reflexión a lo largo del texto y la verdad es que encaja muy bien con el tipo de historia, ya que, al final, de eso se trataba la vida de Jesús según las escrituras. De su propósito de cambiar su alrededor.

Por otro lado, siempre es importante contar con secundarios o coprotagonistas que complementen a la protagonista y aquí estamos ante un buen ejemplo en el que nadie se hace sombra, pero en donde todos ganan de las viñetas que comparten con los demás. Cada uno de ellos van apareciendo en los momentos oportunos, cuando el lector ya ha tenido tiempo de conocer a los personajes que han ido apareciendo, dando un nuevo impulso a la historia (la revelación del "Guardaespaldas") y no dejando de sorprender a todos los que se acerquen a sus páginas.

Y si con todo eso no es atractivo este cómic, el dibujo no se queda atrás.

Sin pausa

Juan Caminador consigue que siempre sintamos interés por lo que está ocurriendo, gracias a su capacidad de transmitir perfectamente las emociones de todos los protagonistas y, en especial, de las dos chicas protagonistas.

Importante señalar el diseño de los personajes, atrevidos y con un buen reflejo de la expresión corporal (hasta en los animales), logrando trasladarnos de forma fluida de una conversación a una secuencia de acción. Todo ello con un estilo muy cercano a la animación, lo que resulta todo un acierto. 

Conclusión

Una historia muy entretenida que logra su objetivo de entretener y sorprender con la interpretación de algunos de los personajes clave del Cristianismo.

Bien contada, bien narrada y con unos personajes que conectan enseguida con el lector.

Altamente recomendable.

Iskander López