¡Lo más vendido!

Recent Articles

Blog Search

RECOMENDADOS

Ant-Man and The Wasp: Pasatiempo excesivamente light

Ant-Man and The Wasp: Pasatiempo excesivamente light

Después del golpe que ha supuesto, para algunos, la entrada de Thanos en el universo Marvel (tenéis nuestra crítica de "Infinity Wars" pinchando aquí), la división cinematográfica de la editorial nos ofrece una película mucho más ligera, en donde la amenaza es inexistente y en donde todo se basa en el rescate de cierto personaje.

Aunque parezca mentira, cinco guionistas han intervenido en el guion...

Aquí no pasa nada

Efectivamente, tal y como os comentaba en la introducción parece increíble que ninguno de los cinco guionistas reuniera al resto y propusiera una serie de cuestiones necesarias para este tipo de películas. ¿Cuál es el verdadero conflicto? ¿Tenemos un villano de verdad? ¿No deberíamos unir los acontecimientos al Universo más allá de la escena post-créditos? Cuestiones vitales para que una secuela ofrezca algo diferente, pero que en esta producción son inexistentes.

Así, cualquier amenaza que aparece en la película o bien juega en esa fina línea entre la maldad y lo cómico (el personaje de Sonny Burch) o se nota que en el fondo es una víctima más y que seguro que, al final, algo cambiará en ella... Por eso, para cualquier espectador acostumbrado a ver películas con cierta asiduidad sabe de lejos los giros de algunos personajes y lo único que le queda es asistir a toda una batería de chistes, algunos acertados (las gaviotas) y otros no tanto (el policía plasta). La clave de todo ello es que la expresión de sorpresa en la sala se consigue una vez terminada la película, único momento en donde se ve cierta unión con el universo Marvel pero que, como es habitual en Marvel, parece que durante hora y pico los protagonistas vivían en un universo paralelo ajenos a todo lo demás.

Por su parte, Peyton Reed mantiene la estética limpia y clara de la primera entrega, consiguiendo que el tono familiar no se pierda en ningún momento. Sabe mantener el ritmo, de ahí su especialidad en comedias, dejando que en las escenas de acción no se note mucho la cámara, ampliando los planos e introduciendo los cortes justos para generar cierta dinámica pero siempre desde una dirección discreta. Eso sí, cuando nos adentramos en los poderes de los protagonistas logra planos que bien pueden ser la viñeta principal de un número de "Ant-Man".

Reparto

Ya lo hemos dicho alguna vez, pero las cosas buenas conviene repetirlas. Marvel está acertando en el casting de sus personajes principales e incluso los secundarios, como bien se aprecia en esta película donde nadie pierde la oportunidad de tener su momento para ganarse la complicidad del espectador.

Desde Paul Rudd y Michael Douglas hasta Walton Goggins (siempre es un placer verle en pantalla), sin olvidar a Evangeline Lilly (recuperada para grandes proyectos) y la eterna presencia de Michelle Pfeiffer, hacen que sus personajes conecten con el espectador y disfrutemos de sus cómicas discusiones.

Bien es cierto que tampoco vemos una gran evolución en ninguno de ellos y que el personaje de Laurence Fishburne se parece a otros interpretados por el actor (una pena que últimamente se repita tanto), pero eso no hace que uno quiera ver más a estos actores con esos personajes.

Conclusión

Un pasatiempo que entretiene pero que su historia no puede ser más plana y menos emocionante. Sin villano, una película de superhéroes no es tal.

Apostar todo a la escena postcréditos no es buena idea, en especial, cuando antes has obviado dichos acontecimientos como por arte de magia.

El respiro antes de volver a subir la montaña rusa.

Iskander López