¡Lo más vendido!

Recent Articles

Blog Search

Vengadores: Infinity War: Prólogo de dos horas y veinte.

Vengadores: Infinity War: Prólogo de dos horas y veinte.

El estreno más taquillero de la historia, la película de superhéroes de más éxito y, posiblemente, dentro del género la más sobrevalorada. Después de 10 años, Marvel cierra su última etapa con el crossover definitivo que prometía ser todo un regalo para los fans y la película que provocaría muchos cambios en el universo Marvelita. Como siempre, algunas cosas son verdad, pero en otras el marketing ha hecho bien su trabajo, engatusando al público.

Repiten los hermanos Russo en la silla de director, junto con los guionistas de las tres entregas del "Capitán América".

Claros y oscuros

El primer apunte es reconocer el trabajo realizado a lo largo de todos estos años por la compañía, de cara a juntar tramas, unir personajes y crear toda una saga cinematográfica que no se veía, a estos niveles, desde los tiempos de "Star Wars". La coordinación de guionistas, directores y el buen ambiente en el reparto - salvo por Edwar Norton, en el primer Hulk, y Terrence Howard en "Iron Man" - han logrado un hecho que puede que marque un antes y un después en las producciones/sagas Blockbuster.

Por otro lado, hemos tenido que esperar siete años, desde "El Capitán América: El Primer vengador", para encontrarnos un villano a la altura de las circunstancias. Bien es cierto que lo han intentado humanizar en exceso - esas lágrimas son totalmente innecesarias - pero su fuerza, sus diálogos y su presencia hacen que Marvel apruebe su gran asignatura pendiente. En esta ocasión, te crees la amenaza, la sientes, te interesas por sus inquietudes y cada vez que no sale en pantalla pides que vuelva lo antes posible.

Más allá de lo anterior, esta película también es el reflejo de todos los fallos que llevamos viendo en la mayoría de sus producciones. En primer lugar, los chistes siguen siendo el punto débil de Marvel. Más aún, cuando los colocan en momentos en donde el espectador, incluso los no comiqueros, están conectando con los personajes (momento Gamora-Star-Lord y el vergonzoso momento de la invisibilidad). En segundo lugar, la capacidad que tiene la productora de convertir a personajes importantes en parodias (el caso de Bruce Banner pasará a la historia del género. Una de las mentes más brillantes, convertida en un chiste para la audiencia). Y por último, las incongruencias que pueblan su universo. ¿De verdad que la única excusa para no contar con Ojo de Halcón es un arresto domiciliario.. Cuando el mundo está a punto de ser aniquilado? ¿Por qué las gemas se usan sin ningún criterio, siendo el más evidente el de Doctor Extraño? ¿Por qué Iron Man no hace algo para que Star Lord no se comporte como un niño en una escena clave? Preguntas que uno se hace al ver la poca creatividad a la hora de diseñar ciertos momentos, convirtiendo la mayor parte del metraje en escenas espectaculares pero sin ninguna lógica argumental o, por lo menos, no se ve un mínimo intento de mostrar conflictos interesantes más allá del pim pam pum.  

Respecto al trabajo de los hermanos Russo, hay que señalar que después de ofrecer la mejor película de todo Marvel (El soldado de invierno) logran equilibrar el protagonismo entre tanta estrella y, salvo por algunos personajes comentados anteriormente, la mayoría tienen sus "Splash Page" (El Capi, Thor, Pantera, Spiderman). A pesar de ello, no logran quitar la sensación de trailer alargado, ya que todo lo que cuenta no da para 2 horas y 20 de película y se nota mucho la jugada de hacer pasar dos veces por taquilla a los espectadores. Más aún, cuando no logran causar impacto en los momentos más dramáticos al saber todo el mundo que las consecuencias son reversibles y no saber medir los momentos cómicos. Un director tiene que saber dar su espacio a cada momento y no intentar hacer un remix de estilos en una misma secuencia. Por desgracia, aquí se mezcla todo y el resultado pocas veces es satisfactorio.

Actores y figurantes

En cuanto al reparto, no hay mucho que indicar ya que la mayoría mantienen el tono visto hasta ahora, aunque Chris Pratt creo que está perdiendo el control del personaje, Mark Ruffalo debería plantarse y lograr que devuelvan la credibilidad a Banner y Chris Hemsworth por momentos parece que vuelve a tomar el control del personaje, después de la parodia que fue "Ragnarok".

Aunque si hay que destacar a uno es, sin duda, Josh Brolin. Si podéis ver la película en versión original os lo recomiendo. Los matices de su voz, nunca elevando el tono en exceso, logrando emitir una voz fuerte y amenazante pero sin que pierda credibilidad. Además, cuando muestra su lado más reflexivo e incluso sentimental, a pesar de que no encaje con su naturaleza, uno acepta sus argumentos y tiene interés por conocer su pasado.

Música

Sin duda, uno de los elementos que mejor funcionan de la película. Alan Silvestre logra una soundtrack que llega al espectador y que sabe acompañar a cada una de las escenas.

Conclusión

Una película que batirá todos los récords pero que salvo por algunos aciertos, el villano, es el ejemplo de todos los males que han acompañado a la productora desde sus orígenes.

Además, su obsesión por anunciar que estaba dividida en dos partes provoca que la emoción no invada al espectador al ser consciente del truco.

La parte 2 será clave para ver si hay una evolución o todo sigue igual.

Iskander López