¡Lo más vendido!

Recent Articles

Blog Search

Batman: El príncipe oscuro: Primera parte: Cine en viñetas

Batman: El príncipe oscuro: Primera parte: Cine en viñetas

Si nos ponemos a pensar en las obras que glosan las andaduras del Caballero Oscuro, seguramente mencionaremos a autores de relevancia como Frank Miller o Jeph Loeb, creadores que supieron dar al personaje una atmósfera particular, explotando desde su vertiente más detectivesca y noir - en el caso de Loeb - hasta el concepto de héroe pasado de vueltas con la firma de Miller (en este caso, también enfrentado a Superman). Obras brillantes desde luego y que todo buen amante de la mitología superheróica debe tener en sus estanterías. Pero hace poco ha salido otra historia que, sin duda, merece su hueco en ese panteón de las mejores de Batman, al menos para el que esto escribe,

Con "Batman: El príncipe oscuro #1" (tenéis el cómic pinchando aquí) el dibujante y guionista Enrico Marini ha sabido captar a la perfección no solo el universo del Caballero sino que, en forma de cómic, nos trae una auténtica película cinematográfica.

En esta ocasión, el Joker pone más contra las cuerdas que nunca a Batman, porque a la búsqueda de realizar el mayor golpe criminal, se topa en su camino con una niña que resulta ser muy especial para el héroe. ¿Por qué este caso trastorna especialmente a Batman? ¿Busca el Joker algo más? Tendremos que esperar al segundo volumen para saberlo. Por el momento, podemos deleitarnos con uno de los mejores dibujos que he visto en mi vida.

Páginas llenas de colores y tonalidades oscuras, con muy pocos fragmentos de luz. También los diálogos tienen su justa cantidad. En definitiva, es un auténtico placer para los sentidos, porque en cada página visualizo la película y veo esas estupendas instantáneas que podría filmar el maravilloso Zack Snyder. Pero sobretodo destaco la historia en sí misma. El viaje a las profundidades de la mente de ambos personajes, reflejando el constante duelo psicológico entre ambos y, en consecuencia, potenciando el mensaje de que, en el fondo, se necesitan mutuamente para justificar su existencia.

No voy a decir nada más para evitar spoilers. Solo puedo añadir que es una obra maestra y que espero que no tarde mucho en llegar la segunda parte.

Ramiro González.