¡Lo más vendido!

Recent Articles

Blog Search

La Bella Durmiente: Sin príncipe no se vive mal

La Bella Durmiente: Sin príncipe no se vive mal

De la mano de la editorial Dibbuks nos llega una nueva vuelta de tuerca a los cuentos infantiles, aunque en su origen ninguno lo era, de la mano de Lola Moral y Sergio García Sánchez.

La Bella Durmiente se adentra en los nuevos tiempos.

Tenéis el cómic pinchando aquí, aunque actualmente lo tenemos agotado.

Adaptarse

Los tiempos cambian y con ello las historias. Por suerte, no todos los clásicos se ven erróneamente adaptados a una visión del siglo XXI pero algunos sí que aceptan nuevos enfoques, en especial al público al que se dirige. En este último grupo entrarían los cuentos infantiles, según nos llegaron a nosotros, que desde hace unos años están enfocando a sus protagonistas femeninas con personalidades actuales. Algo que viene siendo habitual en los diferentes medios - anuncios con princesas enfrentándose al malo, sin necesidad de príncipes que las ayuden - y que rompe con los estereotipos marcados a lo largo de los siglos.

Con ello, los autores nos presentan a la protagonista contando todo en primera persona, a modo de recuerdos, y desde las primeras líneas uno ya aprecia el lenguaje actualizado y la cercanía con el lector. De esa forma, los que se acerquen a sus páginas verán a una princesa con personalidad, que no necesita ser salvada, que se encuentra a gusto sin un enamorado a su lado (aunque el final se puede llegar a decir que es clásico) y que no transmite ningún tipo de drama ante la soledad. Aspecto éste clave para un servidor, ya que refuerza el mensaje de que lo primero es quererse y estar a gusto con uno mismo y una vez logrado ese objetivo, ya vendrá lo demás.

Por último, indicar que la forma narrativa no es la propia del cómic, al estar contado en un formato literario "al uso" pero donde su presentación (gran trabajo de la editorial Dibbuks) y su apartado gráfico lleva a los lectores al mundo de la bella durmiente.

Tiempo

El artista Sergio García, que ya colaboró con la guionista en "Caperucita Roja", vuelve a situar los momentos narrados por la protagonista en una sola viñeta llena de detalles que acompañan al lector en el viaje de la protagonista.

Sus figuras alargadas y unos decorados que envuelven y hacen real

Conclusión

Un acertado retrato del clásico cuento, pero desde una perspectiva más moderna en lo que al camino se refiere.

Una edición cuidada y que hace que el trabajo gráfico luzca de maravilla, gracias a las buenas sensaciones que transmite la labor de Sergio.

Perfecto para los que quieran redescubrir su infancia... desde otro punto de vista.

Iskander López