¡Lo más vendido!

Recent Articles

Blog Search

RECOMENDADOS

Punisher: Círculo de sangre: La hora de Frank

Punisher: Círculo de sangre: La hora de Frank

Después de presentarse en sociedad y ser relegado a momentos puntuales, el guionista Steven Grant decidió darle toda la fuerza y el protagonismo que se merece y junto al dibujante estrella Mike Zeck, situó al justiciero en el lugar que le corresponde.

Un cómic que marcó un antes y un después en la historia.

Publica Panini Comics y tenéis "Círculo de sangre" pinchando aquí.

Sin frenos

Un personaje como Frank Castle necesitaba de un guionista que no tuviera miedo a mostrar su potencial, que le llevara a los lugares donde su naturaleza le pide ir. Por eso, desde las primeras páginas uno siente que Grant conecta con el personaje. Le sitúa en los lugares clave, rodeado de personajes peligrosos que le "invitan" a sacar su dotes de relaciones públicas, siempre con una trama continúa, sin grandes altibajos y donde los números se van conectando de forma acertada.

A lo largo del recopilatorio uno puede ir observando todos los aspectos que siguen vigentes hoy en día en el personaje, desde el nombre, su pasado, hasta la forma de enfrentarse a su guerra particular y las consecuencias que tienen a su alrededor, incluso el intento de evitar que otros se sumen a la espiral de violencia (las viñetas con el hijo de un criminal). Además, hay un especial cuidado por los secundarios de forma que uno no vea que los enfrentamientos son como un paseo por el parque para el bueno de Frank. De esa manera, tanto los villanos como los personajes que juegan en un terreno de claros-oscuros proporcionan ese universo que todo protagonista necesita. Rivales a la altura y situaciones que parecen inclinar la balanza a favor del mal.

Por último, en cuanto al guion se refiere, las escenas de acción se encuentran bien planteadas, dejando tiempo para el desarrollo de los personajes y sin estirarlas demasiado, debido al perfil profesional del Castigador. Eso sí, se nota la época en cuanto al dibujo...

Posturas imposibles

Por un lado, Zeck logra capturar todo los significados que debe transmitir Frank Castle. Desde una presencia física (enorme pero perfectamente diseñada) que logra centrar la atención en todas sus viñetas, hasta las secuencias de acción donde se narran de forma fluida, clara y sin que los lectores pierdan la referencia principal.

A pesar de ello, siempre tenemos algunas poses fuera de viñeta que resultan algo inverosímiles a nivel físico y que rompen un poco con ese toque realista y justiciero tan propio de la época. Pero quitando ese aspecto, su trabajo es de lo mejor se puede ver del personaje.

Conclusión

Una historia que marca un antes y un después en la industria y que abrió el camino comercial para personajes con un código alejado de lo políticamente correcto

Todo gracias a un guionista y un dibujante que tenían el valor y la inteligencia para llevar al Castigador por el camino al que estaba destinado transitar.

Iskander López