¡Lo más vendido!

Recent Articles

Blog Search

Battlefields: El valle feliz: Valor en los cielos

Battlefields: El valle feliz: Valor en los cielos

Nuestro querido y adorado Garth Ennis vuelve para seguir contándonos historias de los hombres y mujeres que sirvieron en la Segunda Guerra Mundial. En esta ocasión, volamos con un escuadrón de bombarderos.

El artista P.J. Holden y el colorista Tony Aviña le acompañan en esta misión.

Publica, como siempre, Aleta Ediciones y tenéis el cómic pinchando aquí.

Vivirlo

Si en los números anteriores (tenéis la reseña del anterior número, "Tanquistas", pinchando aquí), nos adentrábamos en la camaradería que existe entre los soldados o en las conexiones amorosas que pueden nacer a pesar del horror, aquí asistimos a las sensaciones que vivían los soldados, las condiciones en que lo hacían y al valor que demostraron muchos de ellos, a pesar de ser jóvenes sin casi experiencia en el mundo real.

A través del diario del joven piloto Ken somos testigos de sus sensaciones, su opinión de sus compañeros y superiores, de la emoción, de los pensamientos sobre la muerte y lo que siente sobre los aviones que tiene a su disposición. Con ello, el guionista de "Predicador" cambia los hilos argumentales para ofrecernos una visión casi en primera persona, de forma que consigue que formemos parte de las tripulaciones y conectemos emocionalmente con los protagonistas, para que nos preocupemos por cada uno de los jóvenes pilotos.

Como siempre en las historias de Ennis sobre este conflicto, el nivel histórico es impresionante y, una vez más, vuelve a demostrar los conocimientos que tiene sobre la Gran Guerra. No solo a nivel técnico o de ambientación, sino la naturalidad con la que muestra el día a día, siempre alejándose de momento de película y preocupándose de que todo transmite realidad. Eso sí, es una pena que en este tomo no tengamos un epílogo donde el autor nos cuente la realidad y el proceso creativo de la historia, como ocurría con los anteriores.

Acción

Por su parte, P.J. Holden (Juez Dredd) captura la esencia del combate, combinando viñetas con planos desde el interior (ver la tensión cuando son alcanzados) con los exteriores para sentir los movimientos y la gravedad de los disparos. Además, ofrece algunas páginas aéreas de esas que logran que te queden observando toda la composición, con un excelente uso de las luces de los focos de los Alemanes.

Por supuesto, lo anterior no sería posible sin el buen trabajo del colorista Tony Aviña, viejo conocido de Ennis por su trabajo en "The Boys", que logra que todas las secuencias sean disfrutables y no nos provoquen confusión.

Conclusión

Un nuevo ejemplo de lo buen guionista histórico que es Garth Ennis, gracias a su mimo por los detalles y por su respeto por todos aquellos que dieron su vida por la libertad.

Junto a él, un trabajo artístico que potencia las líneas del cómic para ofrecernos grandes secuencias de combate en los cielos.

Una colección que no puede faltar en vuestras estanterías.

Iskander López