¡Lo más vendido!

Recent Articles

Blog Search

RECOMENDADOS

Klaus: Acción navideña

Klaus: Acción navideña

A pocas semanas de que el bueno de Santa Claus alegre las mañanas a los niños de todo el mundo - ya es algo global y, oye, mientras los niños puedan disfrutar por mí no hay problema – os traemos la reseña de la nueva obra de Grant Morrison centrada en la figura de un joven Santa. Le acompaña el dibujante revelación Dan Mora.

Publica Panini y tenéis el cómic pinchando aquí.

Evasión

El guionista de “Wonder Woman: Tierra uno” (tenéis nuestra reseña aquí) abandona sus argumentos espacio-temporales y se aleja de los orígenes más planos (el citado cómic de la amazona), para ofrecer un cómic que es capaz de mezclar distintas mitologías – el personaje nace de diferentes lugares – con un cuidado por los personajes (en especial los obreros de la mina) y un manejo del ritmo que nos devuelve a un Morrison con los pies en el suelo, pero ofreciendo una de las obras más entretenidas de su catálogo más actual.

Respecto a la figura protagonista y sin ser un gran conocedor de todo el folklore que rodea al mito, tengo que decir que resulta creíble, verosímil y que los elementos básicos del personaje son introducidos de forma natural, sin que nada resulte forzado. Los míticos colores, las chimeneas, la excusa de los regalos, todo fluye para que el lector entre en el mundo de Grimsvig y no pueda dejar de leer hasta la resolución final. Sus siete capítulos no dan respiro y saben combinar la acción, la fantasía (posiblemente la parte que queda menos clara del relato y que pide un salto de fe por parte de los lectores, por ejemplo en su parte final) y el relato social, ya que no hay que olvidar que, al fin y al cabo, los niños deben tener un cierto protagonismo y aquí, además de tenerlo, no son tratados de forma superficial.

En ese sentido, destacaría el cuidado que ofrece a los hombres y niños de la localidad. Los primeros, por la explotación que sufren y las consecuencias que conlleva una vida de esclavo y los segundos, porque son mostrados como seres débiles (cuando hablamos del uso de fuerza), con una fortaleza interior que logra iluminar algunas secuencias y con una visión del mundo tan pura que nos recuerda la tristeza que produce ver el cambio a la vida adulta, cuando descubren que el mundo tiene su lado oscuro. La combinación de estos personajes aportan a Klaus la clave para entender su comportamiento y cómo llega a convertirse en el símbolo que todos conocemos.

Con todo lo anterior, uno espera que el dibujo lo acompañe y vaya si lo hace…

El futuro

El joven talento Dan Mora sorprendió a la industria con el presente trabajo, siendo galardonado con el “Russ Manning Promising Newcomer” en 2016, y no es de extrañar.

En primer lugar, sus escenarios están llenos de detalles y sumergen a uno en cada calle, tejado y bosque del universo que nos presentan. Sus panorámicas son espectaculares y cuando se junta un plano abierto con una escena de acción, la instantánea se graba en la memoria.

Por otro lado, los personajes están muy bien diseñados, no hay ni una viñeta en donde la expresión corporal no acompañe con el momento o que el fondo se encuentre menos detallado.

Lo mismo ocurre con la narración, ya que estamos ante un artista que sabe narrar y ofrece transiciones fluidas que ayudan a que el guion y la imagen ofrezcan un producto de calidad.

Conclusión

Después de alguna decepción, Morrison ofrece una historia de evasión que, a pesar de introducir elementos mágicos, no se anda por las ramas y mantiene el interés y la tensión de los que se acerquen a “Klaus”.

Acompañado de un artista que dará mucho que hablar en el futuro, Dan Mora, estamos ante una obra perfecta para estas fechas que deja un gran recuerdo e incluso una sonrisa en su parte final, logrando que una figura infravalorada por su influencia norteamericana sea de interés para todo tipo de públicos.

Iskander López