¡Lo más vendido!

Recent Articles

Blog Search

RECOMENDADOS

El planeta de los simios: El Medio Hombre: Adoctrinamiento

El planeta de los simios: El Medio Hombre: Adoctrinamiento

Seguimos repasando las aventuras de uno de los planetas más famosos de la Ciencia Ficción, con la cuarta entrega de uno de los cómics que no llamó mucho la atención en su día pero que se ha convertido en una compra obligada para los amantes de las buenas historias.

En esta ocasión jugamos con las apariencias y el adoctrinamiento de los dos bandos, algo muy de actualidad en nuestro país.

Tenéis el cómic pinchando aquí

Ver para creer

Después de ir presentando a los personajes y dejarnos en el tercer número (cuya reseña tenéis aquí) la situación política y emocional de muchos de ellos bien posicionada, llega el turno de revelar que no todos tienen la mismas intenciones, por mucho que pertenezcan a la misma especie.

El mensaje principal que sobrevuela cada viñeta y cada línea de guion es la facilidad con que la parte dominante puede influenciar en las futuras generaciones, a base de un adoctrinamiento que va desde la grandeza de los suyos hasta la necesidad de aniquilar al contrario. Lo interesante de la propuesta de Daryl Gregoy es la ceguera que se crea en el pequeño protagonista – un humano entre simios – potenciando la certeza de que la primera batalla a favor del odio es la educación. De esa forma, volvemos a descubrir lo poderosa que es la formación como arma para generar radicales. Ver las caras de los personajes más pequeños nos hace ver la importancia de este área y, lo que es más importante, la necesidad de que las personas que la impartan sean los más preparados intelectual y emocionalmente.

Por otro lado, se rompe la visión de bandos y asistimos a los distintos intereses. En contraposición con lo anterior, esa idea de formar una especie de pensamiento único, vemos que algunos individuos – sean simios o humanos – solo buscan el beneficio personal y, por ese motivo, asistimos a los intentos de distintos personajes de sacar provecho del caos, de la necesidad de ejercer el control y de seguir exterminando al rival. En este aspecto solo tenemos las primeras pinceladas y veremos cómo se van desarrollando en próximas entregas.

Por último, indicar que hay un guiño evidente a la ya olvidada segunda entrega de la saga original (“El regreso al Planeta de los Simios” de 1970) que seguro dejará grandes sorpresas en el futuro.

Expandiendo las zonas

El trabajo de Carlo Magno sigue la línea marcada hasta la fecha, solo que en esta ocasión busca ampliar escenarios y al presentarnos nuevas zonas y personajes, se preocupa de dotarles de una identidad y vestuarios propios.

Los rostros siguen teniendo ese toque tan personal del artista y puede que a algunos lectores les choque, pero eso no quita su excelente trabajo y lo bien que ha captado el universo simio.

Conclusión

Seguimos asistiendo a uno de los cómics que mejor está aguantando el paso del tiempo y cada entrega sabe cerrar ciertas historias, mantener el interés de otras y sorprender con nuevos giros.

Entre la nueva trilogía cinematográfica y el presente cómic, los simios pueden estar tranquilos. La calidad está asegurada.

Iskander López