Recent Articles

Blog Search

RECOMENDADOS

Spirou y Fantasio: La amenaza de los Zorketes

Spirou y Fantasio: La amenaza de los Zorketes

Seguimos repasando las historias  de la simpática pareja y en esta ocasión, contamos con el guion de Fabien Vehlmann y con dibujos de Yoann.

Un cómic que nos lleva a una ciudad transformada, donde pequeños mutantes hacen de las suyas y viejos enemigos salen a la luz.

Publica Dibbuks.

Autorreferencias

Lo que más destaca del comienzo de la historia, son los constantes guiños que realiza el propio personaje sobre sí mismo, de forma que cobra consciencia de su propia influencia cultural. El diálogo de los soldados o la publicidad en la furgoneta, rompen esa sensación de personaje ficticio y la cuarta pared se rompe, para que el lector sienta que Spirou va más allá de los tebeos y lo sienta como algo real y tangible.

Entrando en materia, en esta obra volvemos a encontramos con algunas de las características de la obra del autor de “Solos”. Así, el nuevo universo en que convierte a la ciudad, recuerda mucho a un mundo apocalíptico y recuerda al Planeta de los Simios, tal y como se encarga de señalar Spip. Esa influencia cinematográfica se aprecia en toda la narrativa, jugando con elementos del cine clásico (las dos rubias atractivas en un lugar inhóspito), el villano con grandes inventos y seres estrafalarios, que en cierto modo juega con la idea de los 80. Es decir, el peligro existe pero sin que llegue a transmitir una sensación real de riesgo, transmitiendo al lector ritmo y tensión, pero con la tranquilidad de que nada malo ocurrirá.

Dicho aspecto se consigue gracias al humor con que impregna Vehlmann las páginas, descargando parte de las secuencias de acción y de peligro, con unas relaciones entre los personajes que funcionan, tanto por ritmo como por química entre ellos. El autor francés deja que cada uno de ellos tenga su momento, repartiendo el protagonismo, en una muestra de que el universo Spirou no depende de su protagonista sino de todos los personajes que le acompañan. Muestra de ellos es todo el tercio final, en donde el plano se divide alrededor del grupo, dejando que todos sean narradores y no meros acompañantes.

Creando fantasía

Poco se puede señalar del trabajo de Yoann que no se haya comentado ya. Su clase a la hora de diseñar las páginas, su apuesta por respetar la tradición de la BD, pero sin olvidar su propio estilo, gracias al universo en el que le sitúa su compañero de trabajo.

La ambientación logra convencer al lector de la propuesta, gracias a los detalles que adornan cada viñeta, ya sea vegetación o animales, ayudando en la transición de la vida normal, a la paranoia militar y finalmente, al nuevo mundo creado.

Por otro lado, se agradece que abandone el diseño horizontal, realizando viñetas verticales para transmitir esa sensación de peligro y de aventura de grandes superficies.

Por supuesto, se encuentra perfectamente escoltado por el colorista Hubert, dando prioridad a las distintas tonalidades de rojo.

Conclusión

Una aventura ligera, con un gran sentido cinematográfico y que logra combinar lo mejor de la tradición del personaje. Humor, entretenimiento y unos secundarios que conectan con el lector.

El más puro estilo Spirou.

Iskander López