Recent Articles

Blog Search

RECOMENDADOS

Entrevista a Núria Tamarit y Angux

Entrevista a Núria Tamarit y Angux

Hoy os traemos una nueva entrevista con dos artistas españoles a los que debemos seguir muy de cerca. Nos referimos a Núria Tamarit y Angux. 

Agradecemos a Dibbuks y a Natalia en especial, por dejarnos entrevistarles y a los jóvenes autores por su cercanía y amabilidad. 

Tenéis el cómic aquí y su reseña pinchando aquí

Viñetas Cómic: Lo primero, gracias por atendernos

Núria y Angux: Un placer

VC: La primera pregunta es obligada. Teniendo en cuenta que el Blues es el protagonista ¿Sois aficionados a este estilo musical o fue más porque la historia lo pedía?

A: En mi caso soy un gran aficionado a la música Rock y, evidentemente, el rock bebe del Blues y me gusta, aunque no soy un fanático. Lo uso como hilo conductor, pero no soy ningún especialista.

VC: En ese sentido, ¿Tenías claras las canciones y sus letras o fueron surgiendo con el guion?

A: Tenía clara la época del tebeo, finales de 1930, que coincide con la muerte de Robert Johnson y quería que fuera en ese espacio temporal. En ese sentido, hemos sido conscientes de la época por las películas, los libros… No fue difícil ambientarte en aquellos tiempos.

Por otro lado, coincidió en que había escrito un artículo sobre el Blues y su condición de “Música maldita”, en relación a los pactos del diablo. De ahí nacieron preguntas en mi cabeza y leyendo sobre Johnson descubrí que por acostarse con mujeres casadas, uno de los maridos le mató en una pelea. Entonces me preguntaba que porqué el diablo iba a querer su alma si ya la iba a tener…… Y de ahí nació todo.

Luego Núria aportó cosas que ayudaron a dar forma a todo esto.

V: Precisamente, respecto al apartado gráfico, ¿Cómo fue dar vida al Blues, teniendo en cuenta que es el personaje por el que las acciones de los personajes toman relevancia?

N: En verdad, no me planteo el proyecto de forma tan complicada. Quería disfrutar de la historia, del viaje y salvo por algunos detalles que investigué en Google, el resto nace de mi imaginación y de cómo represento el guion en mi cabeza.

A: La documentación de este tipo de historias las tenemos como algo nuestro, ya que desde pequeños tenemos muy presente la historia de EEUU.

V: Uno de los temas clave es la obsesión por ser recordados. Aspecto que se potencia más en el mundo artístico. ¿Cómo lleváis vosotros este tema? ¿Es inevitable no desear que tus obras perduren en el tiempo?

A: Es algo particular del ser humano. Desde los tiempos antiguos, dejábamos nuestras huellas en las cuevas, el enamorado que deja su nombre en un árbol…. Todo para ganar al tiempo. No sé, llevamos dentro esa necesidad y queríamos hacer hincapié en ese aspecto. ¿Hasta dónde llegarías? ¿Venderías tu alma?

Seguro que la respuesta sería no, pero sí es cierto que inconscientemente hacemos actos para que algo de nosotros le gane la batalla al olvido.

V: ¿No pensáis que, en general, siempre se acaba pagando un precio? Menos tiempo con la familia, con la pareja….

N: Sí. Creo que en cualquier ámbito pagas un precio. La clave está en que merezca la pena pagarlo, siempre dentro de unos límites aceptables.

A: Eso es cierto. Aquí estamos los tres cuando podemos estar en el cine o con nuestras familias, pero debemos verlo como una recompensa por una labor que te gusta y la disfrutas.

V: ¿Y cómo afrontáis la otra cara de la moneda? Es decir, que tú esfuerzo y dedicación a lo mejor no tenga la repercusión que esperabas.

A: Creo que las expectativas son el propio diablo. Personalmente, las reseñas me dan un poco de miedo. Se debe a que la próxima persona que vaya a leer el cómic, ya se acerca a él con unas expectativas creadas y puede que le fastidie la lectura. Esto me pasaba cuando veía la  buena acogida en Francia y aquí en España, pero no podía evitar esa preocupación por el lector que se acercara a la obra por primera vez, debido a esas reseñas.

N: Yo no me preocupo demasiado, una vez que termino ya me centro en otra cosa y no le doy muchas vueltas.

Angux me cuenta algunos comentarios que se publican, pero tampoco me obsesiono. Yo lo he disfrutado y no me interesa mucho lo que opinen. Aunque si es verdad que voy cambiando y procuro escuchar algunas opiniones, por si hay algún detalle que se podía mejorar.

V: Ahora que lo mencionas, ¿Qué te ha aportado esta obra como dibujante?

N: Trabajar con alguien es un aspecto que siempre es complicado. Pasar de trabajar sola a tener que crear algo con otra persona, con su propia visión de la historia. Por suerte, He tenido la suerte de que con Angux no he tenido ningún problema y he podido aportar ideas en todo momento.

Ha sido una prueba para mí, unido a trabajar en un proyecto no personal con las peculiaridades que eso tiene.  

V: No te has cortado

N: Para nada (Risas) Si veía que algo se podía enfocar de otra manera lo decía.

V: Muchos dibujantes comentan que cuando trabajan con un guionista no se quieren meter en su campo, ya que a ellos no les gusta que se metan en el dibujo.

N: A mí me cuesta no decirlo, porque no puedo dibujar algo en lo que no creo.

A: Trabajar en grupo o en pareja es complicado. Cada uno tiene su propia visión y lo que tenemos que hacer es llegar a un acuerdo. Si eres un egoísta que crees que tu visión es la única aceptable, lo mejor es que trabajes solo porque puede acabar muy mal.

Yo con Nuria he trabajado muy tranquilo, ya que me gustaba que ella hiciera suya la historia y proponga cosas. El objetivo final es que el cómic funcione y si su idea es buena, ayuda a los personajes y al resultado final… Adelante. Los aportes de Nuria han mejorado mucho el guion final y quiero pensar que algunas indicaciones mías han ayudado al dibujo.  

Por lo demás, confirmo que Núria no se calla nada (Risas)

V: Otro de los temas es la pureza y nuestra creencia de que existen elementos o personas que nos cuesta creer que lleven el mal dentro.  

A: El diablo es el egoísmo puro y ese aspecto siempre nos ha tocado todos, nos guste o no reconocerlo. Alguna vez hemos tenido esa sensación de querer pisar al otro. Creo que es inevitable como seres humanos.

Nadie es puro porque el ser humano no lo es. Somos lo peor.

V: Hablando del Diablo. ¿Cómo fue el proceso de creación del mismo? Aquí lo podemos ver con una estética muy original.

N: Tuve suerte. Hice unos pocos bocetos y nos gustó desde el principio. La verdad es que a veces haces veinte bocetos y no  acabas de dar con la línea adecuada, pero en este caso fue bastante inmediato.

Además, cuando empezaba a trabajar en el proyecto estaba leyendo el “Fantomas” que también publica Dibbuks y me gustaba mucho esa estética.

A: Me gustaría decir que, no sé cómo lo hace, pero clava los personajes. Tiene diseños que dan ganas de tatuártelos.

El diseño del diablo, una mezcla de Gentleman – casi blanco – rollo mafioso… Fue verlo y dije “Este es”.

V: El cómic refleja muy bien la situación de los afroamericanos en aquellos tiempos y viendo las noticias, parece que no se acaba de avanzar al 100%. Que siguen restos de otros tiempos.

A: Yo creo que lo que se ha hecho es cumplir con lo políticamente correcto. Los avances parecen más estéticos que reales.

Por desgracia el racismo es un tema que seguirá existiendo.

V: ¿Seriáis capaces de poner una canción a los personajes?

A: Ufff, complicado. Mi idea era que todo el cómic fuera un Blues, no ya por la temática de fondo sino que transmitiera esa melancolía del género.

Ahora, una canción a cada uno… Yo creo que todo funciona para que sea un solo tema de Blues.

V: Quería comentaros que, a mí parecer, el cómic comienza muy rápido casi sin dar tiempo a conectar con los personajes para entender su pacto con el diablo. ¿Queríais ir al grano desde las primeras páginas?

N: Yo creo que la idea del pacto está muy machacado ya. No es nada nuevo y tampoco creo que deberíamos centrarnos tanto en ese punto, ya que lo importante viene en el viaje.

A: Hay historias que están tan contadas que ya las tenemos interiorizadas. Lo único que nos importaba al comienzo era colocar la idea de que el protagonista quería ser recordado como músico.

V: Una pregunta típica de la Web es que si tuvierais una máquina del tiempo, a qué época del cómic os gustaría viajar.

N: Ahora, sin duda.

A: Yo también soy muy del momento.

Estaría bien trabajar con Jan o con los profesionales de Bruguera, por poner un ejemplo, pero me quedo con la diversidad y libertad que tenemos hoy en día. Es un buen momento para el autor a nivel creativo.

V: Por último, ¿Cómo veis la reacción del público en los salones?

N: Aquí en el Madrid Game, es la primera y la sensación es muy positiva.

A: Yo lo vivo con mucha ilusión y con ganas de mucho más. Es mi primera experiencia y no puedo estar más encantado.

V: Muchas gracias por vuestro tiempo.

N: Un placer.

A: Gracias a ti. Deja la entrevista bonita.

Por Iskander López